jueves, 28 de enero de 2016

Vida familiar II


El móvil, ¿Instrumento útil o inútil?

El móvil, el celular, es un instrumento útil en la vida laboral y familiar. Por ejemplo, en el área comercial de una empresa ahorra el tiempo de respuesta, de pedidos o ventas, porque la repuesta es inmediata, porque se realiza con un mensaje de texto, o correo electrónico. 


Es una herramienta fundamental esta ayudando a la seguridad, ¡en algunos municipios, entidades, han incorporado números de celular incluyendo el icono del whats app en los avisos, lo cual acelera la intervención policial en emergencias. Hay medios de comunicación que usan este medio para que el público exponga quejas, noticias, eventos, mediante fotos, y videos. 


La tecnología celular es un avance positivo en muchos casos, y ha cambiado, comentan algunos, la forma de comunicación. En verdad no la ha cambiado, porque esta sigue siendo la misma en los seres humanos, sino que ha incorporado una nueva forma comunicarse. 

Pero, todos sabemos, que estos objetos son solo un instrumento, una herramienta, la cual no suplirá jamas la natural comunicación humana, ni la sonrisa cálida de nuestros hijos, o el abrazo amoroso de un ser querido. El móvil o celular, así sea de ultima generación, no es el centro de la vida, no suple a una familia. Nuestros hijos están creciendo, y ellos se van acostumbrando a manejar mejor a la tecnología moderna, y esa es nuestra oportunidad como padres, el de ayudarlos o conversar con ellos sin sermones, pero con un dialogo diáfano y sencillo, sobre las cosas que son importantes en la vida. Llevarlos a disfrutar, sin obligarlos y con una sana astucia, de la naturaleza, del compartir mutuo en familia y con los amigos. 

Seguramente tendremos mayores avances en el área de la  tecnológica,  las cuales superaran nuestra imaginación. Tendremos aparatos que harán la vida fácil, bienvenidos sean, porque necesitamos gente creativa, y cosas que ayuden a mejorar la calidad de vida. Solo recuerda cuales son las prioridades en la vida. Piensa por un momento el estar jugando en la playa con los hijos, correr en el campo -o en la nieve-, esto, y otras cosas que seguro te imaginas, esas cosas, no tienen precio. Saludos. 



Luis Flores Montes
luisfloresmontes@gmail.com