miércoles, 5 de octubre de 2011

HIJO CON VERGÜENZA


Mi hijo siente vergüenza. ¿Qué tengo que hacer para manejar esta situación?

La vergüenza es un miedo encubierto. Miedo a la desaprobación de los padres, a equivocarse, a pasar un mal rato delante de la gente, baja autoestima y falta de confianza para afrontar situaciones. Lo hemos comentado, y siempre lo repetiremos, los hijos no nacen con ese temor, uno se lo transfiere con actos propios, y la vivencia negativa durante su formación.

En un congreso educativo, uno de los ponentes iba a iniciar el tema. Se aproximó al estrado, y al tomar el micrófono este se cayó, ante el asombro de la gente, con un ruido estrepitoso cuando llego al piso. El expositor se agacho, tomó el micrófono y dijo: “tengo una fuerza increíble, espero tenerla para llegar a sus corazones con este tema”, luego expuso un tema brillante y enriquecedor para todo el público. Tuvo la experiencia y manejo suficiente para afrontar una situación, para muchos complicada. Debemos preparar a los hijos para enfrentar este tipo de situaciones y más.

Vivimos actualmente en una sociedad temerosa y con miedo de asumir compromisos. En un mundo lleno de desafíos exigentes, los hijos deben estar preparados para vencerlos. Una ayuda para tener en cuenta:

CONFIANZA: Muchas veces no infundimos confianza a los hijos, por eso retroceden cuando deben avanzar. Dale tareas, las cuales iniciara con ustedes, donde tenga mayor participación: limpieza, cocinar, trasladar cosas, tantas cosas. Y cuando comente que no puede, dale seguridad con tus palabras: tú puedes, es fácil, yo lo hice, adelante. Los padres forman la confianza del hijo para que él pueda generar acciones que lo ayuden a afrontar retos mayores en la vida.

PÚBLICO: Que aprenda a recitar poesías, declamaciones o que estudie oratoria, esto ayudara a perder la timidez, y desarrollar la confianza en sí mismo.  Sera un reto, pero si esta en grupo será fácil para tu hijo. Llévenlo a reuniones con muchos niños o público, familiares o sociales, preséntelo que sea sociable. Esto ayuda a interactuar con otros, genera confianza en ellos.

Uno genera la confianza para que el hijo pierda eso temores comunes, inculcados durante su crecimiento, por diversos motivos o razones. Veamos y proyectemos su vida a futuro, analicemos menos las causas, que son buenas para diagnosticar, e iniciemos actos para mejorar la personalidad de nuestros hijos y prepararlos para la vida.

Luis Flores M.
@floresmontes